El C.A.B como asociación civil sin fines de lucro, no realiza actividades comerciales, industriales o prestación de servicios ajenos a su objeto social, por el contrario, la situación estatuaria, social, deportiva y comunitaria del C.A.B no ha variado ni sus actividades han tenido a lo largo de su vida institucional otro destino que el que originalmente diera motivo a su creación que es el de difundir, promover y propiciar el conocimiento y el disfrute de la montaña y del entorno natural a través de la práctica de los deportes en esos ámbitos, destinado para todas las personas sin distinción alguna de credo, raza o condición social, salvo su carácter de socio de la institución.

Desde el año 1931 el C.A.B. viene desarrollando su actividad en nuestra ciudad sin otro objetivo ni beneficio que la satisfacción institucional de formar a nuestra juventud en los valores del montañismo, en el respeto por la naturaleza, en el compañerismo, la solidaridad, y el sano esparcimiento recreativo en ambientes naturales. Para ello cuenta con Escuelas Juveniles de Ski y Snowboard, Montaña y Escalada, Escuela de Ski de Adultos y Grupo Excursionista de Adultos (GEDA), brinda cursos de Escalada en Roca y en Nieve, de Esquí de Travesía, de Orientación en la Montaña y de uso de GPS, de Avalanchas, de Rescate en Montaña, de Primeros Auxilios, entre otras actividades.

Cuenta con la mayor red de Refugios de Montaña de Sudamérica, abierta al uso tanto de socios como del resto de los barilochenses y turistas que nos visitan, teniendo en cuenta que las distintas Fuerzas Armadas del país los utilizan para sus diferentes cursos de montaña.

Junto a la Administración de Parques Nacionales el C.A.B. fue el precursor del Centro de Deportes Invernales de Cerro Catedral que tantas satisfacciones –y recursos- hoy le brindan a nuestra Comunidad.

Desde su fundación en el año 1931 el CAB viene realizando una gran cantidad de actividades que tienen un claro destino solidario y benefician a toda la comunidad.

Comisión de Auxilio (CAX):
Funciona desde el año 1934. Es un grupo de montañeses socios del C.A.B. que se ha formado y especializado en rescates de montaña, y cada vez que se los necesita salen al auxilio de montañeses accidentados y personas extraviadas, de modo absolutamente voluntario y ad honorem. Han salvado numerosas vidas, han rescatado, reanimado, y encontrado a muchos barilochenses y turistas que nos visitan.

Montañas Limpias:
Dentro de la Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (UIAA), la Comisión de protección de la Montaña instituyó el 26 de setiembre como el Día Internacional de las “Montañas limpias para el Mundo”. Nuestro club propuso a la Federación Argentina de Ski y Andinismo (FASA), y ésta a la UIAA para que en el hemisferio sur la fecha sea el 26 de marzo de cada año, coincidentemente con el otoño de cada hemisferio. En ese marco, desde 1988, año a año, el C.A.B. organiza para esa fecha actividades vinculadas a la limpieza de nuestras montañas, ríos, lagos y de nuestro entorno en general, y de educación y concientización de la necesidad del cuidado y preservación del medio ambiente, sumando a la propuesta a numerosas Instituciones estatales, sociales y educativas de nuestra Comunidad.

Esquí Escolar:
Es un proyecto que comenzó en 1999 y busca que los niños de nuestra Comunidad puedan vivir la experiencia de esquiar. A lo largo de los años fue creciendo junto a la Universidad del Comahue, al Consejo Provincial de Educación, y muchas empresas privadas, de modo que llegó a ser reconocido como el único proyecto en Latinoamérica que articula deporte y educación. Hasta la temporada 2012 la organización y gestión del programa estuvo a cargo del C.A.B. Luego, ante la iniciativa del Ministerio de Educación de nuestra Provincia de llegar con el programa a todos los quintos grados de las escuelas públicas, -dado que hasta el momento abarcaba a solo diez instituciones-, y en el entendimiento que la magnitud del objetivo supera las posibilidades de nuestro Club, ese Organismo asumió el compromiso de continuar con el programa, colaborando el Club en aquellos aspectos a su alcance.

Refugios de Montaña:
Cuenta con la mayor red de Refugios de Montaña de Sudamérica, abierta al uso tanto de socios como del resto de los barilochenses y turistas que nos visitan. Esta infraestructura que ha sido construida a lo largo de muchos años, con importantes recursos propios, aportes privados y también –hace varias décadas atrás- con aportes provinciales, junto a la gran cantidad de senderos de montaña que nuestros socios fueron abriendo, posibilitaron en gran medida que nuestra Ciudad se fuese consolidando como principal destino de Turismo de Aventura de nuestro País.

Reforestación con nativas en el Otto:
El Club Andino, luego del incendio ocurrido el 30 de noviembre de 2011 promovió la reconstrucción del refugio Berghof y recurrió al asesoramiento del INTA Bariloche sobre el manejo de la forestación de pinos realizada por el propio Otto Meiling cuando vivía en ese predio, el que utilizaba como una pequeña chacra.

Tras una evaluación del INTA, en mayo de 2012 se recibieron sugerencias generales, que recomendaban realizar raleos y podas en el pinar para disminuir el riesgo de incendios. Además recomendaron efectuar manejos tendientes a una rehabilitación del sitio hacia la condición previa a la plantación de Otto Meiling, es decir de bosque natural con plantas nativas.

El área ocupada por la plantación es de aproximadamente 1,2 ha. y la falta de manejo la había convertido en un polvorín de alto riesgo de incendio. La plantación no sólo nunca había sido raleada ni podada sino que además a lo largo de los años se había producido una regeneración natural de pinos que aumentaba la cantidad y continuidad de los combustibles forestales, tanto de desechos como de material vivo. Su ubicación próxima a barrios densamente poblados aumentaba no sólo el riesgo sino también el impacto de eventuales siniestros.

Luego de las sugerencias realizadas por el INTA, el Club Andino resolvió utilizar una parte de la madera producida por los raleos para la construcción del nuevo refugio Berghof, y la restante para cubrir los gastos del manejo decidido.

En marzo de 2013 avanzadas las tareas de podas y raleos, el Club Andino volvió a solicitarle al INTA apoyo para planear y dirigir las tareas de reforestación del predio con nativas. El INTA donó una producción de 550 lengas llevada a cabo en el vivero experimental con semilla colectada en el bosque circundante al área a rehabilitar, o sea con semilla de procedencia local.

Se suman un sin numero de actividades que año tras año realizamos en interés de todo Bariloche. Así por ejemplo en los últimos tiempos participamos en la gestión y puesta en marcha del proyecto de Senderismo promovido por el Ministerio de Turismo de la Nación: “Huella Andina”, organización de las actividades vinculadas al Día del Montañés, encuentros de Cine de Montaña, organización local del Festival Banff de Cine de Montaña, difusión de medidas de prevención frente al Hanta Virus, recolección de juguetes para el Día del Niño junto a Red Solidaria, acciones de forestación en el Barrio Nahuel Hue, entre otras.