Caminaron por el Van Titter

El domingo 26 de marzo nuestra guía, Mariana, nos propuso una caminata sencilla. Hacer un ascenso desde la base del Co. Catedral, siguiendo el sendero que va al Refugio Frey, pero llegando solamente hasta el puente sobre el arroyo Van Titter.
La mañana se presentaba nublada y sabíamos que en algún momento cruzaríamos nubes que nos iban a proporcionar una llovizna. Nada nos hacía suponer que junto a la lluvia también tendríamos el fabuloso espectáculo de un bello y completo arco iris.

El sendero que lleva hasta el Refugio Frey, en la ladera oeste del Co. Catedral, es el mas transitado de todo el Parque Nacional Nahuel Huapi. Es casi imposible no encontrarse con caminantes, senderistas, gente que asciende o baja corriendo, o con mochilas, admirando la hermosa vista de la Villa del Catedral, el Lago Gutiérrez, la ruta 40, que lleva desde Bariloche hasta El Bolsón, los cerros circundantes, y a lo lejos, parte de la ciudad de Bariloche y parte del lago Nahuel Huapi.

El Co. Catedral tiene 2.388 mts. en su parte más alta, y el refugio se encuentra a 1.700 mts., rodeado de bellas puntas, torres y paredes de piedra.

Nuestro destino, el arroyo Van Titter (lleva el nombre de un colaborador del Perito Moreno), es singularmente bello. Sus aguas corren caudalosas todo el año, con múltiples cascadas y caídas. Bordeando el sendero ya se encuentran pocas flores y helechos, solo sobreviven algunos pocos amancay, mutisias, reina mora y pequeñas flores de la montaña, augurando desde este momento que hemos comenzado el otoño. Bella estación del año, cuando observamos el cambio de color en el follaje de su bosque de coihues y siempre verdes cipreses. Su recorrido es de 4 hs. aproximadamente y su dificultad está catalogada como: fácil, lo que hace de la caminata un verdadero disfrute.

La compañía, la conversación y los tranquilos silencios, hicieron del día el relax de una semana agitada. Como es nuestra costumbre, al llegar nuevamente a la base, con el follaje verde y renovado luego de la lluvia, unos buenos mates y ricos té, con algo dulce y caserito, hicieron el cierre de la tarde. Será hasta la próxima caminata.